La diabetes es uno de los grandes males de la humanidad, debido a que genera una gran variedad de complicaciones graves. La retinopatía diabética es una de ellas y puede ser causante de la ceguera. Un paciente diabético puede tener dañados los vasos sanguíneos de la retina (tejido sensible a la luz, localizado atrás del ojo) y en un principio no notar nada en su visión. Con el tiempo, la retinopatía diabética va empeorando lo cual afecta la forma como la luz es captada por el ojo, y al final causa la pérdida total de la vista. Por lo general, la retinopatía diabética es una complicación en ambos ojos.

Si bien todas las personas con diabetes de tipo 1 y 2 son propensas a correr este riesgo, la retinopatía diabética también afecta a las mujeres embarazadas con diabetes gestacional. Es recomendable que todas las personas con diagnóstico diabético se hagan un examen completo de la vista, por lo menos dos veces al año para conocer el estado de sus retinas.  

Si quieres conocer más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: agend6beto@outlook.com



[[cms:companyname]] - diabetes